Naturaleza quimica
También llamada epinefrina, es una hormona vasoactiva secretada en situaciones de alerta por las glándulas suprarrenales. Es una monoamina catecolamina, simpaticomimética derivada de los aminoácidos fenilalanina y tirosina. Pertenece al grupo de las catecolaminas, sustancias que tienen un grupo catecol y un radical amino y que son sintetizadas a partir del aminoácido tirosina. Las catecolaminas actúan, en general, sobre el sistema nervioso simpático provocando diferentes efectos, principalmente, a través de la acción sobre receptores de membrana en los músculos de fibra lisa. La adrenalina natural es el esteroisómero (R)-(-)-L-adrenalina.

Origen
Las fibras preganglionares que se originan en la parte inferior de la médula espinal dorsal llegan por medio del nervio esplácnico menor hasta el ganglio celíaco sin hacer sinapsis en él, desde donde siguen hasta la médula suprarrenal. Sus axones llegan a las células cromafines, que contienen vesículas que almacenan adrenalina. En respuesta a un estímulo, la adrenalina se segrega a la sangre y se distribuye a través del torrente circulatorio, para ir a parar a aquellos efectores que posean receptores adrenérgicos (como los hepatocitos, los adipocitos y la células sanguíneas).

Tejido diana donde haga efecto
Actua sobre diversos organos y sistemas facilitando la transmision del impulso nervioso de una fibra a otra. Prepara al organismo para la lucha, poniendole en guardia ante una situacion de estrés

Mecanismo de accion-efecto
los efectos fisiológicos que produce están: Aumentar, a través de su acción en hígado y músculos, la concentración de glucosa en sangre. Esto se produce porque, al igual que el glucagón, la adrenalina moviliza las reservas de glucógeno hepático y, a diferencia del glucagón, también las musculares. Aumentar la tensión arterial: Esto se produce en las arteriolas, en las que tiene lugar una vasoconstricción que provoca un aumento de la presión. Aumentar el ritmo cardíaco. Dilata la pupila para tener una mejor visión. Aumenta la respiración, por lo que se ha usado como medicamento contra el asma. Puede estimular al cerebro para que produzca dopamina, hormona responsable de la sensación de bienestar, pudiendo crear adicción.